Saltar para: Posts [1], Pesquisa e Arquivos [2]



Este sábado 19 de diciembre, y pese a la premura de la convocatoria, decenas de afiliados a la CNT madrieña se han concentrado ante el Instituto de Cultura y la embajada alemana para denunciar la situación de acoso contra los trabajadores y trabajadoras de la FAU-AIT.

 

Como respuesta a la llamada internacional de solidaridad de la FAU-AIT, que había preparado un acto urgente el día 19 en Berlín para denunciar la sentencia que les prohíbe ejercer la labor sindical bajo fuertes penas económicas, el sindicato de Artes Gráficas, Comunicación y Espectáculos convocaba al resto de la Federación Local de Madrid de CNT a concentrarse frente a ambos organismos y demostrar así que la solidaridad no conoce fronteras para los miembros de la internacional, AIT.

Pese al frío gélido que les ha acompañado toda la mañana, los congregados han estado más de hora y media a las puertas del organismo cultural primero y de la embajada más tarde, denunciando la falta de libertad sindical en Alemania e informando a viandantes y personal de la entidad acerca del conflicto laboral y la sentencia que el pasado 11 de diciembre prohibió a la FAU cualquier actividad sindical, lo que en la práctica supone su ilegalización como asociación de trabajadores y trabajadoras. Esto no pasaba en Alemania desde 1933, cuando estaba en el poder un tal Adolf Hitler y se ponían en práctica las leyes de excepción nazis.

 

 

La sentencia se enmarca dentro del conflicto laboral que han mantenido los trabajadores de la empresa cinematográfica Babylon afiliados a la FAU. Este conflicto ha puesto de manifiesto que en Alemania existe una alternativa sindical al sindicalismo de Estado. Por ello, los jueces, aliados con el sindicato oficial y ciertos partidos políticos, han decidido eliminar a la molesta organización anarcosindical con una sentencia que puede crear jurisprudencia. De nada ha servido que FAU fuera el sindicato mayoritario en Babylon; en un ejercicio de sonrojante parcialidad, la justicia ha tomado partido por la patronal en su deseo de concederle la exclusividad de la negociación al oficial Ver.di, sindicato sin práctica implantación en la empresa, pero eso sí, más docil a las pretensiones de la dirección.

La situación alemana lamentablemente nos recuerda a los oscuros años del franquismo en España cuando los trabajadores debíamos afiliarnos obligatoriamente al sindicato vertical y cualquier intento de autoorganización obrera, o incluso el mero llamamiento a la libertad sindical, eran reprimidos sin miramientos.

La FAU está respondiendo en la calle y en los tribunales a la sentencia, y desde la Federación Local de Madrid vamos a apoyarla en todo lo necesario frente a un Estado que se llama "democrático" pero que no respeta ni las mínimas libertades que sobre el papel recoge su Constitución.

Más información sobre el conflicto:

- La justicia alemana prohíbe la labor sindical de la FAU
- Todavía quedan muros por derribar en Berlín: la lucha en el cine Babylon, un caso paradigmático
- http://www.fau.org/soli/babylon/
- http://prekba.blogsport.de

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado às 16:06

Con certa frecuencia nos preguntan novos afiliados que proceden ou simpatizan con partidos de esquerdas, pola nosa postura en relación aos partidos políticos. Intentamos explicarlles porque optamos polo anarcosindicalismo. Nón só son ideas senon formas organizativas. Os anhelos,cando estamos a falar, moitas veces parecen os mesmos, pero os camiños sonche ben distintos. Escollemos a Rudolf Rocker para explicar mellor o porqué desta ferramenta e porqué seguimos pensando que os fins non xustifican calquera medio.
 
 
 
...

La palabra «sindicato de trabajadores» significaba al principio en Francia organización por ramos de la industria, para el mejoramiento de su status social y económico. Pero el crecimiento del sindicalismo revolucionario dio a este significado una importancia mucho más amplia y profunda. Tal como un partido es, por así decirlo, la organización unificada para un esfuerzo político determinado dentro del moderno Estado constitucional, y procura, en una u otra forma, mantener el orden burgués, así también, desde el punto de vista sindicalista, las uniones de trabajo, los sindicatos, constituyen la organización obrera unificada, y tienen por objeto la defensa de los intereses de los productores dentro de la sociedad presente y la preparación y el fomento práctico de la reedificación de la vida social según las normas socialistas. Tiene, por consiguiente, una doble finalidad:

1º Como organización militante de los trabajadores contra los patronos, dar fuerza a las demandas de los primeros para asegurar la elevación de su promedio de vida.

2º Como escuela para la preparación intelectual de los obreros, capacitarlos para la dirección técnica de la producción y de la vida económica en general, de suerte que, cuando se produzca una situación revolucionaria, sean aptos para tomar por sí mismos el organismo socioeconómico y rehacerlo en concordancia con los principios socialistas.

Opinan los anarcosindicalistas que los partidos políticos, aunque ostenten nombres socialistas, no son adecuados para cumplir ninguna de dichas tareas. Así lo atestigua el mero hecho de que, incluso en países en que el socialismo político dirigió poderosas organizaciones y contaba con millones de votos, los trabajadores nunca pudieron prescindir de los sindicatos, ya que la legislación no les ofrecía protección en su lucha diaria por el pan. Con frecuencia ha ocurrido que precisamente en las zonas del país donde el partido socialista tenía mayor fuerza, era donde los jornales estaban más bajos y la vida en peores condiciones. Tal ocurrió, por ejemplo, en los distritos del norte de Francia, donde los socialistas estaban en mayoría en muchos Ayuntamientos, y en Sajonia y Silesia, donde la socialdemocracia alemana había llegado a tener infinidad de afiliados.

Los Gobiernos ni los Parlamentos apenas se deciden a tomar medidas de reforma social o económica por propia iniciativa, y cuando por acaso así ha sucedido, la experiencia demuestra que las supuestas mejoras han sido letra muerta en medio de la balumba superflua de leyes. Así fue como las modestas tentativas del Parlamento británico, en la primera época de la gran industria, cuando los legisladores, atemorizados por los horrorosos efectos de la explotación de los niños, se decidió por fin a procurar algunos remedios triviales, tales disposiciones carecieron durante mucho tiempo de aplicación. Por una parte caían en la incomprensión de los mismos trabajadores; por otra, fueron saboteadas descaradamente por los patronos. Lo mismo ocurrió con la conocida ley italiana que el Gobierno hizo votar a mediados de 1890, prohibiendo que las mujeres que trabajaban en las minas de azufre de Sicilia bajasen sus niñitos a las galerías subterráneas. Hasta mucho más tarde, cuando aquellas mujeres lograron organizarse y elevar su nivel de vida, no desapareció el mal por sí mismo. Casos parecidos podrían citarse muchos, tomados de la historia de todos los países.

Pero incluso la autorización legal de una reforma no ofrece garantía de permanencia, a no ser que fuera del Parlamento haya masas militantes dispuestas a defenderla contra todos los ataques. Así, los propietarios de las fábricas de Inglaterra, a pesar de la aprobación del proyecto de ley de la jornada de diez horas, en 1848, se valieron poco después de una crisis industrial para obligar a los obreros a laborar once horas y aun doce al día. Cuando los inspectores de industrias procedieron legalmente, no sólo fueron absueltos los acusados, sino que el Gobierno insinuó a los inspectores que no era cosa de ceñirse demasiado a la letra de la ley, de manera que los trabajadores, después que sus reivindicaciones parecía que habían cobrado alguna vida, se vieron en el caso de tener que comenzar desde el principio, por su cuenta, la campaña en defensa de la jornada de diez horas. Entre las pocas reformas que la revolución de noviembre de 1918 otorgó a los obreros alemanes, la más importante era la de la jornada de ocho horas. Pero les fue arrebatada a los trabajadores por los patronos en casi todas las industrias, a despecho de figurar tal medida en los estatutos de trabajo, de acuerdo con la misma Constitución de Weimar.

Mas si los partidos políticos son absolutamente incapaces de procurar la más insignificante mejora de las condiciones de vida de las clases laboriosas dentro de la sociedad actual, son mucho más incapaces todavía de emprender la estructuración orgánica desde una comunidad socialista, ni de prepararle el terreno, pues se hallan completamente desprovistos de lo más indispensable para tal cometido. Rusia y Alemania han dado suficientes pruebas ello.

La punta de lanza del movimiento obrero no es, por consiguiente, el partido político, sino el sindicato, endurecido en la lucha cotidiana y penetrado de espíritu socialista. Los obreros, únicamente pueden desplegar toda su fuerza situándose en el terreno económico, pues es su actividad como productores lo que mantiene unida la estructura social y garantiza en absoluto la misma existencia de la sociedad. En cualquier otro plano se hallarán pisando terreno ajeno y malgastarán sus esfuerzos en luchas sin esperanza, que no les aproximarán en un ápice a la meta de sus anhelos. En el campo de la política parlamentaria el obrero es como el gigante Antes del mito griego, al que Hércules pudo estrangular en el aire, una vez separados sus pies de la Tierra, que era su madre. ÃÅ¡nicamente como productor y creador de riqueza social el obrero se percata de su fuerza; en unión solidaria con sus compañeros, establece en el sindicato la guerrilla invencible capaz de resistir contra todo asalto, si se siente inflamada por el espíritu de libertad y animada por el ideal de la justicia entre los hombres.

Para los anarcosindicalistas, el sindicato no es simplemente un fenómeno de transición, tan efímero como la sociedad capitalista, sino que entraña el germen de la economía socialista del mañana, y es la escuela primaria del socialismo en general. Toda nueva estructura social forma órganos propios dentro del cuerpo de la vieja organización. Sin este comienzo, no cabe pensar en evolución social ninguna. Las mismas revoluciones no pueden hacer otra cosa sino desarrollar y sazonar la simiente que ya existía y que germinaba en la conciencia humana; no pueden crear por sí mismas ese germen, ni plasmar un mundo nuevo de la nada. Por consiguiente nos toca sembrar esa semilla a tiempo y hacer que se desarrolle cuanto más mejor, con objeto de facilitar la futura obra de la revolución y darle garantías de permanencia.

Toda la obra educativa del anarcosindicalismo se encamina a este fin. La educación socialista no significa para los anarcosindicalistas triviales campañas de propaganda ni la llamada «política del momento», sino el esfuerzo para que los obreros vean con más claridad las relaciones intrínsecas de los problemas sociales entre sí, y el desarrollo de su capacidad administradora, con objeto de prepararles para su misión de reformadores de la vida económica, y darles la seguridad moral necesaria para realizar su obra. No hay entidad social más apropiada para esta finalidad que la organización de lucha económica de los trabajadores; endurece su resistencia en el combate directo por la defensa de su existencia y de sus derechos humanos. Esta pelea directa y constante con los defensores del presente sistema, desarrolla al mismo tiempo los conceptos éticos sin los cuales no es posible ninguna transformación social: solidaridad vital con los compañeros de destino, y responsabilidad moral de las propias acciones.

Precisamente porque la obra educativa de los anarcosindicalistas se encamina al desarrollo del pensamiento y la acción libre, son declarados adversarios de todas las tendencias centralizadoras tan características de los partidos socialistas políticos. Pero el centralismo, esa organización artificial que se manifiesta en sentido de arriba abajo y que pone los asuntos de todos los individuos, en masa, a disposición de una pequeña minoría, es indefectiblemente asistido por una estéril rutina y aplasta toda convicción individual, mata todas las iniciativas personales por medio de una disciplina sin alma y de una fosilización burocrática, impidiendo toda acción independiente. La organización del anarcosindicalismo se funda en los principios del federalismo, en la libre correlación establecida de abajo arriba, poniendo por encima de todo el derecho de autodeterminación de cada miembro, y reconociendo tan sólo el acuerdo orgánico entre todos basándose en intereses semejantes y de convicciones comunes .

 
 
 

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado às 16:20

Marcha à prisão de Teixeiro

por uon, em 18.12.09

Marcha á prisión de Teixeiro

Sabado 19 de decembro ás 18:00 horas

Fronte a gasolineira do poligono de Teixeiro N634 desvio A6.

- Saida A Coruña:

Ás 17h dende o CSO Casa das Atochas (r/atocha alta 14, Monte alto)

- Saida Compostela:

Ás 16:00 h. desde a estacion de autobuses situada na Avenida Rodríguez de Biguri.

- Saida Vigo:

Ás 15:30 dende a gasolineira da Praza dos cabalos.

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado às 15:14

 

 

 

 

http://cravadonocarmo.wordpress.com/fotografias/

 

Começou no dia 7 Dezembro o julgamento dos 11 antifascistas processados, pela sua participação na manifestação do dia 25 de Abril de 2007.

A sessão foi adiada por questões burocraticas.

O que se passou naquele dia primaveril de Abril, na baixa lisboeta, foi uma vergonha.

Via-se policías perdidos da cabeça a correr atrás das pessoas par lhes dar beijinhos com o cacetete.

Sem aviso prévio a polícia encurrala os manifestantes de um lado e outro na Rua do Carmo e foi sovar à vontade os manifestantes que não ofereceram resistência.

As fotografias mostram bem quem foi agredido selvaticamente.

Os manifestantes são detidos e processados por agressão à autoridade, mas quem devia estar no banco dos réus eram os senhores que usavam cacetetes e quem os mandou fazer o trabalho, mas como está tudo ao contrário os que levaram as cacetadas são os processados.

Este julgamento se for sério o juízes só tem um caminho, absolver os processados e meter no banco dos réus os acusadores, os grandes protagonistas do filme.

 

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado às 14:52

El sindicato CNT, ante la situación de precariedad laboral que sufren las trabajadoras y trabajadores de la empresa MERCADONA, ha decidido crear dentro de la mencionada empresa una sección sindical para defender los derechos y libertades laborales de su amplio colectivo obrero.

La sección sindical es la representación del sindicato dentro de la empresa, defendiendo éste los intereses de sus afiliados y de los trabajadores/se en general, decidiendo estos/as en asamblea, sin intermediarios, la estrategia de acción y la defensa de sus intereses.

Desde los inicios de la creación de esta empresa, la despreocupación hacia sus empleados ha sido la tónica general de actuación en el ámbito laboral: contratos en fraude de ley, aplicaciones del convenio colectivo de forma errónea, pago de sueldos por debajo de lo estipulado y una amenaza constante a pie de despido, que forma la más voraz de las estrategias de acoso moral en el trabajo que se conocen.

Son muy numerosos los trabajadores y trabajadoras de MERCADONA que se acercan a CNT para denunciar los abusos cometidos en la mayoría de los casos por parte de los encargados, que carecen del más mínimo sentido de la ética y que además, amparados por la política represiva de la empresa no tienen objeciones a la hora de realizar prácticas de acoso y maltrato, así como el robo constante de sus derechos laborales (excesivo control en las bajas médicas, presiones para firmar la baja voluntaria, fraude en la contratación, fraude en bajas médicas, fraude en cobro de cantidades, suspensión de pagos, etc.)

Los primeros trabajos que está desarrollando ya la sección sindical se basa en el estudio de las irregularidades contempladas en la contratación laboral, así como en la elaboración de un plan para la mejora de la prevención de riesgos laborales y mejora del material técnico de las trabajadoras y trabajadores. Asimismo la afiliación de CNT, junto con quien quiera luchar, trabaja y trabajará para la eliminación de todas las situaciones de injusticia que se viven dentro del entorno laboral de MERCADONA.

No más precariedad en MERCADONA, es hora de organizarse.
¡La única lucha que se pierde es la lucha que se abandona!

CNT-AIT Palma, Secretaría de Acción Sindical

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado às 14:19

...só nos faltava mais esta...

por uon, em 17.12.09

Segundo o JN o presidente do Futebol Clube do Porto, Pinto da Costa, considerou hoje, quinta-feira, que a transferência da Red Bull Air Race para Lisboa demonstra que "o tão falado prestígio do presidente da Câmara do Porto é falso".

Sr. Pinto da Costa pela nossa parte essa treta do ted bull bem podia ficar aí pelo o Norte, que não fazia falta nenhuma cá por baixo.

É que poluição atmosférica e sonora já cá temos muita.

Mas enfim, cá por baixo também as massas encefálicas andam cheias de teias de aranha e só trazem para cá coisas que não interessam.

Para nós essa treta do ted bull não interessa nem para Lisboa nem para o Porto.

Numa época de crise, desemprego, etc.etc., não há nada melhor que entreter o povo com coisas banais.

 

 

 

 

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado às 14:56

O italiano Massimo Tartaglia agrediu Silvio Berlusconi na cara com um murro ou com uma miniatura da catedral de Milão, cortando-lhe um lábio e partindo-lhe alguns dentes. Os jornais e a televisão arrumam o caso dizendo que Massimo é louco. Mas resta saber a ligação do acto com as constantes malfeitorias de Berlusconi (repressão de trabalhadores, perseguição a imigrantes, atentados às liberdades) ou com o desespero gerado pela frouxa e “civilizada” oposição institucional em Itália. Louco ou não, Tartaglia fez o que muitos italianos (e outros pelo mundo fora) gostariam de fazer. Pelo menos, teve o mérito de quebrar a imagem de impunidade e de intocabilidade que o mafioso até agora ostentava.

 

 

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado às 18:04

Bloco quer revogar propinas

por uon, em 16.12.09

O Bloco de Esquerda apresentou o projecto na Assembleia para revogar as propinas.

Como é lógico nós não somos a favor das propinas, por que é um imposto estudantil, mas temos de ser justos e objectivos.

Enquanto não se faz a Revolução Social que por ora vai demorar muito, temos de ser realistas.

As propinas devem ser só revogadas para o filho do Operário que ganha miseravelmente para o filho do trabalhador normal que faz um grande esforço, para os seus possam estudar e nunca para os filhos de ricos:empresários grandes ou pequenos e de certas profissões liberais:advogados, engenheiros, médicos e outra profissões afins não especificadas.

Se queremos ver é irmos a qualquer faculdade e ver as bombas estacionadas à porta das faculdades, estudantes em queima-das-fitas e festas de entrega de fim curso, e fardados com a capa negra do tempo da outra senhora, em festas nas discotecas a beber copos até altas horas da noite, mas aqui tanto vai o filho de rico como de pobre, mas isto serve também para dar umas pinocadas nas meninas.

Portanto o Bloco não está a ver bem a coisa e como não quer perder votos dos pobres e dos ricos e de uma penada quer revogar as propinas para ricos e pobres o que é injusto.

As propinas devem ser pagas conforme os rendimentos familiares, porque todos ganhamos diferentes e não podemos pagar igual.

 

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado às 10:46

Os trabalhadores dos hipermercados vão estar em greve na véspera de Natal e para isso os sindicatos do sector vão entregar pré-aviso de greve.

Esta greve têm um carácter simbólico e não uma luta a sério, senão os sindicatos do sistema não convocavam greve para antes do Natal.

Os patrões com sindicatos destes bem podem estar como peixinho-na-água.

Os trabalhadores estão contra jornadas de trabalho de 70 horas que os patrões dos hipermercados querem impor a esta classe, mas não tem sindicatos à altura para lutarem e estão sujeitos a trabalhar sobre diversas pressões como diz um leitor do JN, varias trabalhadores do Modelo do Fundão já tentaram suicídio tudo por obra de pressões e jornadas laborais sem fim.

 

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado às 15:28

En los últimos días estamos asistiendo a una auténtica avalancha de noticias con motivo de las celebraciones por los 20 años de la caída del muro de Berlín, pero lo cierto es que, bajo el espectáculo de fuegos artificiales, sonrisas ultraliberales y machacona propaganda oficial, la cruda realidad esconde que los trabajadores alemanes siguen sufriendo la falta de libertades. Pueden haber ganado una relativa libertad de expresión y, sobre todo de consumo (si su salario se lo permite), pero lo cierto es que hay otras fundamentales, como la sindical, que se encuentran cercenadas; y precisamente en un país como Alemania que presume de democracia avanzada. El caso del cine Babylon-Mitte es paradigma de que para la clase obrera aún quedan muros que derribar.



Hace varios meses ya que en la capital alemana se viene desarrollando un conflicto sindical entre la empresa de cines Neue Babylon Berlin GmbH (Babylon-Mitte) y el anarcosindicato berlinés de la FAU (Unión de Trabajadorxs Libres – Freie ArbeiterInnen Union), cuyos alcances directos trascienden las razones que marcaron su origen. Y que, además, pone en disputa tanto la legalidad de la anarcosindical alemana para realizar sindicalismo, así como evidencia, una vez más, la trastienda en la que sindicatos amarillos, Estado y empresarios operan.



El conflicto entre la FAU y los cines Babylon-Mitte lleva desarrollándose desde la primavera del presente año, escalando desde una lucha sindical más o menos tradicional hasta el actual momento en que se han involucrado, y no precisamente en apoyo de los trabajadores, múltiples actores, a propósito de que dicho cine se presenta de cara a la sociedad como “social y de izquierdas”, según afirman los responsables de la dirección. Cabe recordar además que dicho cine no es una empresa privada, y que para su funcionamiento, si bien no depende directamente del Estado, sí recibe del senado de Berlín cerca de 300 mil euros al año para su funcionamiento.



Así, se han sumado, de forma separada, pero no necesariamente independiente, a esta historia en favor del cine “social y de izquerdas” Babylon-Mitte los siguientes actores:



El partido Die Linke (nombre pretencioso que significa La Izquierda, y que se supone socialista), quien ha soltado toda su artillería mediática en apoyo del Babylon-Mitte e incluso, para más inri, realizó su cierre de campaña en las últimas elecciones alemanas justamente en dicho cine.



El sindicato amarillo Ver.di (perteneciente a la multigremial DGB), quien sorpresivamente se presentó ante los trabajadores del cine a través de su vice-secretario en la región, Andreas Köhn, pocas horas antes de que Die Linke realizara el cierre de su campaña electoral. A partir de esta acción, Verdi.di, que hasta entonces había estado ausente en el conflicto, se presenta, por medio de Köhn, como el mediador oficial entre los trabajadores en conflicto y el cine. Valga agregar, además, que tras la reunión entre Ver.di y los trabajadores, durante el acto de Die Linke se reparten comunicados en los que dicho partido señala que es justamente su acción la que hizo que Ver.di se constituyera en parte del conflicto.



Y como corolario, se suma la intervención de la justicia berlinesa. Ésta resolvió, a petición de los responsables de Babylon-Mitte, prohibir el boicot que la anarcosindical alemana realizaba contra dicha empresa, y además, sorprendentemente, determinó que la FAU no puede negociar convenios ni dirigir luchas laborales. Siendo esto último, un fallo que sienta juridisprudencia en todo el Estado alemán y que eventualmente, de ser usado por los empresarios, puede dejar a la FAU fuera de cualquier conflicto que se le presente. Como dato anecdótico hay que señalar que una de las juezas que resolvió el caso pertenece a Ver.di. Además, está el hecho que pese a que el fallo íntegro no llegó a manos de la FAU sino una semana más tarde, el mismo día de dicho fallo el tribunal emitió una declaración de prensa señalando los aspectos fundamentales de la sentencia. Comunicado que antes de su publicación fue presentado a los trabajadores del cine, junto con la oferta de negociación, por parte de Köhn y el director del Babylon-Mitte.



Así, ante ella situación actual, la FAU debe por una parte jugar las cartas que le quedan ante el panorama sindical en el Babylon-Mitte, y por otra parte encontrar formas de salir del atolladero judicial en el que la metió la justicia berlinesa con su último fallo.



Babylon versus FAU

En lo estrictamente referente al conflicto con el Babylon-Mitte, la FAU, tras la intervención de Ver.di, resolvió en primera instancia y a petición de los trabajadores del cine, negociar junto al sindicato amarillo el convenio de empresa. Así, como primera medida se enviaron a Ver.di y a DGB las exigencias para el convenio por parte de la FAU, firmada por el 75% de la plantilla del cine. Por su parte, Ver.di prometía a la FAU que insistiría ante el director del cine que en las negociaciones participara la anarcosindical germana, situación que, la dirección del cine, rechazaba desde antes del fallo judicial.



Así, se adoptó una estrategia para actuar junto a Ver.di en la negociación, pero dándole a esta una amplia visibilidad, bajo la idea de presionar a la sindical amarilla y a la dirección de la empresa para que tuviera en cuenta las exigencias del personal en conflicto, previendo además alguna posibilidad de engaño por parte de Ver.di. Y así fue, finalmente dicho sindicato excluyó totalmente a la FAU, amparándose además en el fallo de la justicia, y sin además tener en cuenta las exigencias hechas por la FAU y apoyadas ampliamente por los trabajadores del cine. E incluso más, al parecer es posible que el nuevo convenio no afecte a los miembros activos de la FAU que trabajan en el Babylon-Mitte, ni tampoco se fijó protección alguna para el personal que llevó a cabo la lucha sindical.



Ante toda esta situación, los trabajadores se encuentran lo suficientemente cansados del conflicto para querer que este continúe, pues aunque el convenio de Ver.di no es lo que pedían, al menos mejora en parte la situación tan precaria en la que se encontraban previamente. Esto hace que el margen de maniobra de la FAU sea escaso.



Ante tal panorama, la FAU rechaza mezclarse en las negociaciones entre Ver.di y Babylon-Mitte, que, claro está, podrán mejorar en algo la situación económica de los trabajadores, pero que no cambia en nada las condiciones indignas en las que deben laborar. Así la anarcosindical alemana pretende seguir luchando a través de sus trabajadores en la empresa por lograr derechos y mejoras más allá del convenio de empresa y contra eventuales represiones de la dirección.



El futuro

En tanto, referente al fallo judicial que imposibilita el actuar legal de la FAU en luchas sindicales, la situación es compleja y se encuentra en análisis. Se han hecho por el momento todos los procedimientos de rigor para intentar salir del marasmo judicial en que se encuentra la anacosindical alemana por ahora, pero habrá que ver hasta dónde se puede seguir en una lucha que podría durar años en resolverse y que requeriría cantidades importantes de recursos. La manera “correcta” de actuar está todavía en fase de análisis, ya que tendrá influencias significativas respecto a las posibilidades de acción, así como en las de expansión en el futuro próximo. La decisión que se adopte marcará decisivamente lo que será el anarcosindicalismo alemán en el futuro.



En definitiva, como señalan los compañeros fauístas, la lucha contra el Babylon-Mitte ha sobrepasado lo estrictamente sindical, pues, en el Babylon-Mitte convergen todas las fallas de Alemania, transformando a dicho cine en una ejemplo ideal de lo que es el Estado Alemán con sus acuerdos políticos entre partidos y sindicatos; la colaboración entre gobernadores y empresas que buscan lo que mejor les conviene a ellos, sin que existan ya de por medio barreras ideológicas de ningún tipo; una justicia de clase que sigue el juego de manera servicial a las clases dirigentes y empresariales; los diversos trucos cuando se trata de impedir o evitar las medidas de protección de los trabajadores; así como la enmarañada red del Estado social que todo lo cubre y encubre.



Orígenes del conflicto

El cine Babylon-Mitte es uno de los últimos cines mudos y de estrenos actualmente en funcionamiento en Berlín. Cuenta por tanto con una larga tradición y se encuentra en el centro del antiguo centro de la cultura obrera de Berlín, en el Rosa-Luxemburg-Platz, justo enfrente del Volksbühne en un edificio de estilo Bauhaus, bajo la protección de monumentos, que con mucha suerte sobrevivió las destrucciones de la segunda guerra mundial y que ya poco tiempo después de la guerra se puso a funcionar de nuevo.



En el año 2005 el último promotor del cine debió cerrar el cine, y el senado de Berlín abrió la empresa como un cine comunal. Los problemas actuales empezaron cuando el entonces senador de cultura, Flierl, no hizo caso al resultado del concurso público de licitación y asignó la empresa a los actuales promotores Timothy Grossmann y Tobias Hackel. Al poco tiempo de asumidos estos, ya no había ni el recuerdo de las promesas que habían hecho previamente respecto a la situación de los trabajadores.



Si bien el senado de Berlín apoya el cine comunal con aproximadamente 300.000 Euros al año, éste no tiene ningún tipo de condiciones para la realización y organización del trabajo en el cine de forma social. En años sucesivos, los trabajadores han debido soportar diversas situaciones de malos tratos por parte de la dirección del cine, de corte fuertemente autoritario. Muchas veces los trabajadores y trabajadoras han sido despedidas bajo argumentos inverosímiles, otras tantas no había siquiera contratos escritos; a otros se los despedía antes del periodo de prueba. A la mayor parte del personal no se le conceden ni vacaciones ni el pago en caso de enfermedad, ni se les pagan extras por trabajar en días festivos o por las noches. Ello sin contar los escuálidos sueldos, los cuales muchas veces no superan los seis euros. Todo en un cine que se jacta de ser social y de izquierdas.



En 2007 se produciría uno de los primeros despidos que serían llevados ante el tribunal y cuyo falló responsabilizó al cine. A esto seguirían algunos otros conflictos, todos de baja visibilidad. En el otoño de 2008 se formó una sección de empresa (Betriebsgruppe) de la FAU, después que la plantilla, tras pedir apoyo no recibiera ayuda de Ver.di. En primavera de 2009, en colaboración entre la sección de la FAU y el personal no organizado del Babylon-Mitte, se esbozó un convenio colectivo de empresa (Haustarifvertrag) en base del convenio colectivo de sector (Flächentarifvertrag). Este respondía a las necesidades de los trabajadores, y recogía un nivel de sueldos más alto y con menos diferencias entre las tarifas más altas y las más bajas. Este esbozo fue presentado a la dirección, la cual anunció que al respecto no iba a negociar con la FAU, ya que con ella tenían “problemas ideológicos”. En junio la sección decidió llamar al boicot, para así presionar de cara a una negociación. En los meses siguientes, entre otras actividades públicas, los sindicalistas de la FAU se han congregado casi diariamente repartiendo informaciónd el conflicto.



Por nuestra parte, como sindicato hermano de la FAU, queremos dejar clara nuestra repulsa más rotunda a las prácticas empresariales de esa supuesta izquierda así como a una justicia que lesiona gravemente un principio tan fundamental como el de la libertad sindical. Por último queremos mostrar nuestra solidaridad para con los compañeros alemanes y estamos convencidos de que finalmente, y por muchas zancadillas que les ponga tanto la patronal como la justicia burguesa, saldrán adelante, victoriosos, en la dura lucha sindical con la que están bregando.



Más información:



http://www.fau.org/soli/babylon/

http://prekba.blogsport.de







Sindicato de Artes Gráficas, Comunicación y Espectáculos de Madrid - CNT

http://www.cnt.es/graficas

graficas_madrid@cnt.es

Tfno.: 91 369 09 72 / 692 022 864

Permanencias de lunes a viernes a partir de las 19:30 horas

Plaza de Tirso de Molina, 5, 6º derecha. Madrid.

Autoria e outros dados (tags, etc)

publicado às 17:51




Arquivo

  1. 2018
  2. J
  3. F
  4. M
  5. A
  6. M
  7. J
  8. J
  9. A
  10. S
  11. O
  12. N
  13. D
  14. 2017
  15. J
  16. F
  17. M
  18. A
  19. M
  20. J
  21. J
  22. A
  23. S
  24. O
  25. N
  26. D
  27. 2016
  28. J
  29. F
  30. M
  31. A
  32. M
  33. J
  34. J
  35. A
  36. S
  37. O
  38. N
  39. D
  40. 2015
  41. J
  42. F
  43. M
  44. A
  45. M
  46. J
  47. J
  48. A
  49. S
  50. O
  51. N
  52. D
  53. 2014
  54. J
  55. F
  56. M
  57. A
  58. M
  59. J
  60. J
  61. A
  62. S
  63. O
  64. N
  65. D
  66. 2013
  67. J
  68. F
  69. M
  70. A
  71. M
  72. J
  73. J
  74. A
  75. S
  76. O
  77. N
  78. D
  79. 2012
  80. J
  81. F
  82. M
  83. A
  84. M
  85. J
  86. J
  87. A
  88. S
  89. O
  90. N
  91. D
  92. 2011
  93. J
  94. F
  95. M
  96. A
  97. M
  98. J
  99. J
  100. A
  101. S
  102. O
  103. N
  104. D
  105. 2010
  106. J
  107. F
  108. M
  109. A
  110. M
  111. J
  112. J
  113. A
  114. S
  115. O
  116. N
  117. D
  118. 2009
  119. J
  120. F
  121. M
  122. A
  123. M
  124. J
  125. J
  126. A
  127. S
  128. O
  129. N
  130. D
  131. 2008
  132. J
  133. F
  134. M
  135. A
  136. M
  137. J
  138. J
  139. A
  140. S
  141. O
  142. N
  143. D
  144. 2007
  145. J
  146. F
  147. M
  148. A
  149. M
  150. J
  151. J
  152. A
  153. S
  154. O
  155. N
  156. D
  157. 2006
  158. J
  159. F
  160. M
  161. A
  162. M
  163. J
  164. J
  165. A
  166. S
  167. O
  168. N
  169. D